Twitter como reality

0 comentarios

Desde que nació el fenómeno de Gran Hermano, los reality son uno de los productos televisivos con más ingresos, más si tenemos en cuenta su relativamente reducido coste. Este tipo de productos tuvieron un gran éxito debido a lo cotillas que somos las personas, algo realmente ilógico si nos ponemos a pensar que no conocemos de nada inicialmente a esas personas que participan en el reality, aunque esto es algo que luego se modificó introduciendo a personas famosas en los realities. De todas formas, al espectador le da igual no conocer a las personas que conforman el reality, pues les acabará conociendo y cogiendo aprecio o desprecio y se interesará por ver su día a día y por ver si le va mal o bien. ¿No veis que esto se puede aplicar a algo de internet? Sí, a las redes sociales.

En las redes sociales, somos muchos los que nos ponemos a cotillear las fotos y estados de las personas que nos interesan, generalmente de personas que conocemos, especialmente antes que este tipo de información estaba reservada a amigos. Hoy en día, gracias a Twitter, compartimos nuestra vida con todo el mundo, los conozcamos o no, lo que hace que cualquier persona pueda cotillearnos sin que ni siquiera lo sepamos porque no tiene ni la necesidad de seguirnos, puede agregarnos a una lista privada sin que nos enteremos. Yo conozco a varias personas que son bastante adictas a esto de cotillear los perfiles de otras personas, personas que a lo mejor ni conocen de nada, pero que les resultan interesantes. Yo, es cierto que alguna vez cotilleo algún que otro perfil, pero es algo muy ocasional y sólo lo hago en el caso de personas que conozco y que son especiales para mí.

Pero otra de las características de un reality suele ser la participación del espectador, ya sea mediante votaciones a través de internet o de SMS y demás timos telefónicos. Mediante estas votaciones se decide qué sucede con los concursantes, para bien o para mal, y lo aprovechan para conseguir un dinero extra gracias a todas esas personas que votan. En Twitter somos muchos los que pedimos consejo a nuestros seguidores sobre qué nos hacemos para comer, si compramos esto o lo otro, si vamos a ver tal película o tal otra... Y sí, en cierta forma son nuestros seguidores los que deciden o influyen de cierta forma en lo que hacemos en nuestra vida. Vivimos en un completo reality gracias a Twitter.

Es más, hace unos meses comentaba con una amiga que tiene un canal en Youtube sobre la idea de lo que sucedería si mintiésemos en nuestras redes sociales, algo similar a lo que sucede en muchos realities en donde los concursantes son en realidad actores que exageran unos determinados rasgos que se quieren resaltar. De hecho, esto ya es algo que hacen casi todos los vloggers en Youtube, exagerar muchas facetas que realmente no tienen, como esa faceta de ligón que muestran algunos como Thous Carapollen o Wismichu. Pero... ¿Qué pasaría si pusieses en un tweet algo inventado? Sí, si gastases una broma a todos tus seguidores, algo como que has dejado embarazada a tu novia o que le has puesto los cuernos y te sientes fatal. Mi madre es una de las personas que más cotillea mi Twitter para saber de mí, y seguro que pondría el grito en el cielo pensando que voy a ser papá al leer lo primero, cuando para nada es verdad.

Ya sabéis que internet está lleno de mentiras, y la televisión no es menos en ese sentido. Y sí, podemos ver Twitter como un reality que nos entretiene cuando estamos aburridos, al igual que lo hace el ver la vida de los vloggers en Youtube, que no es muy diferente de programas como Gran Hermano, donde siempre tenemos que pensar que igual no todo eso es real o que no es tan real como nos lo intentan hacer ver. ¿Quién no ha hecho una foto en una fiesta y la ha subido a Twitter para hacer ver que se lo está pasando realmente bien? Si tan bien te lo estás pasando, no harías eso, simplemente disfrutarías de la fiesta y te olvidarías de que existen las redes sociales por un momento. De todas formas, es algo irónico el ver cómo Youtube y Twitter han acabado convirtiéndose en algo así.
author

Autor: Hirobyte

Entrenador Pokémon como profesión con la que pago la carrera de Ingeniería Informática. Siempre luchando por conseguir el futuro que me gustaría tener.

0 comentarios :