El valor de las palabras

0 comentarios

Han sido un par de horribles situaciones las que me han llevado a darme cuenta de que un "te quiero" no vale nada si no tienes algo más que te demuestre lo que aquellas palabras representan, algo lo suficientemente fuerte como para que no te haga dudar ni lo más mínimo de ese sentimiento, pues en cuanto dudas, ya todo está perdido. Al principio todo es muy bonito, porque te crees esas palabras y ves que coinciden con lo que te demuestran, en mayor o menor medida, pero todo esto acaba desapareciendo, porque así es lo que se llama "amor", un proceso en el que al principio se hacen mil detalles para enamorar al otro y tenerle feliz, pero todo eso acaba desapareciendo al poco tiempo, cuando la otra persona se cansa de ti. Es un horror, al menos para mí, ya que te das cuenta de que realmente no le importabas tanto a esas personas, que no te querían como te decían querer, que eran tan solo palabras surcando el aire hasta llegar a ti.

Yo intento ser detallista con todo el mundo, especialmente con aquellas personas que lo son conmigo. Pero a veces te cansas de dar y dar y no recibir ni una mísera muestra de apoyo ni cuando te encuentras mal. Sí, ya no hablo sólo de parejas, hablo también de la amistad. Es cierto que mantener a muchos amigos es complicado, más en estas épocas de estudio, que hablar cada día con todos es muy difícil porque no hay tiempo material para ello y un simple saludo les dejará con ganas de más. Por eso es bueno tener un pequeño círculo cerrado de amigos, los mejores, y mantener el contacto a menudo únicamente con ellos. Quizás a diario sea exagerado, quizás eso se reserve únicamente a uno o dos que destaquen sobre el resto. Sí, porque es inevitable que unos destaquen sobre otros.

Basta un simple mensaje para hacer feliz a una persona, ya que eso significa que piensa en ti y que te quiere de verdad, a menos que veas que te habla por interés. Esos mensajes valen a veces mucho más que un "te quiero", ya que lo llevan implícito. Pero nos gusta que nos regalen el oído, eso es así, y por eso nos gusta escuchar de vez en cuando ese "te quiero" que podemos intuir, o un "te echo de menos", cualquier cosa que implique ese afecto especial. Por desgracia, a la mayoría nos cuesta mucho expresar nuestros sentimientos, ya que la sociedad nos mira un poco mal por ello, especialmente a los chicos, ya que las chicas sí que suelen decirse entre ellas lo mucho que se quieren. Pero un chico mostrando sus sentimientos suele parecer demasiado homosexual a ojos de una sociedad que discrimina a unas personas que tienen una orientación sexual diferente de la tradicional.

 El problema llega cuando te regalan los oídos por su propio interés y no para hacerte feliz. Ese interés puede ser que le hagas algún tipo de favor o que terminéis enrollándoos en cualquier lugar, por poner un par de ejemplos de las muchas posibilidades que se pueden dar. Notarlo requiere experiencia, conocer muy bien a la persona con la que estás tratando, haber caído incluso previamente en esas artimañas. Así es como una se da cuenta de que frases como "si es que no te merece, vales demasiado para ella" no son más que muestras de celos que te hacen dejar a tu pareja por hacer caso a una persona que te engatusó con mentiras para dejarte tirado porque únicamente quería que tú no tuvieses algo que ella no tenía: amor. Eso sí, mucho no amarías a tu pareja si la dejas por algo así.
author

Autor: Hirobyte

Entrenador Pokémon como profesión con la que pago la carrera de Ingeniería Informática. Siempre luchando por conseguir el futuro que me gustaría tener.

0 comentarios :