Las escalofriantes aventuras de Sabrina

Cuando era pequeño veía bastante a menudo ‘Sabrina, cosas de brujas’ (Sabrina, the Teenage Witch) y me reía bastante con esa serie. Sin embargo, cuando supe que Netflix estaba preparando un reboot de la serie la noticia no me atrajo lo más mínimo. Fue cuando vi el primer tráiler de ‘Las escalofriantes aventuras de Sabrina’ (Chilling Adventures of Sabrina) que quedé enamorado de la ambientación oscura de esta nueva serie, que descubrí que estaba basada en una serie de cómics del mismo título.

La historia trata de una joven chica que va a cumplir 16 años y al ser mitad mortal y mitad bruja debe decidir si quiere continuar con su vida mortal o pasar a vivir la vida de una bruja. Harry Potter no tuvo dudas ante esto porque no era feliz en el mundo muggle, pero Sabrina (que así se llama la protagonista de esta serie) es muy feliz en su instituto con sus amigos y no es fácil decirle adiós a todo eso para iniciar una nueva vida en la academia de brujos. Lo que Sabrina no sabe es que no tiene elección, la Iglesia de la Noche hará todo lo posible para que Sabrina firme en el libro de Lucifer para convertirse en una bruja completa.

La serie tiene algunas críticas a la sociedad actual, comenzando con la polémica lucha contra un director machista que no permite que se cree un club de chicas y que no hace nada ante el acoso a una persona de género no binario. Esto ha hecho que se hable mucho de la serie en Twitter, pero lo cierto es que esto es solamente parte del primer capítulo de los 10 que tiene la serie. En otros capítulos tratan otras críticas, cómo una crítica a las novatadas o a la misma Iglesia Cristiana. Aunque sí, no es casualidad que haya un personaje de género no binario o que haya una relación gay.

En cuanto a relaciones, quizás hay demasiadas en la serie. La serie no tiene nada de humor, es bastante oscura pero aún así hay hueco para una gran cantidad de relaciones amorosas o sexuales. Dicen de hecho que los brujos no saben amar como los mortales, que son más liberales y lujuriosos. Sea como sea, es raro el personaje que no está enamorado de otro y esto es algo que quizás puede molestar a quienes no toleran que en mitad de una trama oscura te metan este tipo de cosas.

Los capítulos de la serie tienen una duración de una hora y aún no se hacen nada largos, con excepción del capítulo 5. El quinto capítulo ha sido para mí el peor con diferencia, el único que podría considerar malo. Es prácticamente relleno, pero en cambio suceden un par de cosas importantes que impiden que te lo puedas saltar. Todos los capítulos comienzan justo donde acaba el anterior, que hacia la mitad de serie suele acabar con un cliffhanger para que te veas las 10 horas de serie en un solo día como hice yo.

La actriz que encarna a Sabrina recuerda muchísimo a Emma Watson en su papel de Hermione, algo a lo que se añade que su voz en castellano es la misma (la de Laura Pastor). Aunque hay que decir que la personalidad de esta bruja nada tiene que ver con la de Hermione, es muy imprudente como lo era Harry Potter y muchas veces se lo tiene demasiado creído intentando burlar a la muerte, al devorador de almas o incluso al mismísimo Lucifer. También es cierto que no paran de repetirla a la pobre lo especial y fuerte que es, seguramente por ser una hija mestiza de un poderoso brujo.

RESUMEN

Una serie muy oscura ideal para Halloween, aunque no apta para menores de 13 años. De la serie original conserva a los personajes, añadiendo otros nuevos personajes de los cómics. Los capítulos son largos (1 hora) pero aún así nada pesados,salvo por el capítulo 5. El final de la temporada es bastante conclusivo con todas las historias que ha ido abriendo en cada capítulo, pero deja abiertas las puertas de la segunda temporada que ya se está grabando.

  • Fotografía: encaja perfectamente, aunque a veces abusa de los desenfoques laterales.
  • Sonido: rara vez escuchamos música de fondo, pero el sonido ambiente es genial.
  • Guión: plantea dilemas interesantes y sabe tener enganchado al espectador.
  • Género: terror, aventuras y romántica. Nada de humor, gracias a Satanás.

P.D. Sí, está Salem, pero sólo Sabrina puede escucharle.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *